miércoles, 30 de septiembre de 2009

Tan Dulce




Pude haber sido tan dulce...
Tan tierna entre tus brazos...
Pude haberte hecho suspirar hasta el cansancio...
Pero tu lo tenias q arruinar todo...
Tu y tus palabras...

Soy tan solo una niña...
Acaso no lo ves??...
Tan solo una niña extraña...

Pude haber sido tan buena...
Tan inocente entre tus brazos...
Pero como siempre...
Haz elegido el camino difícil...

Soy tan solo una niña...
Acaso no lo ves??...
tan solo una niña extraña...
Q ahora camina tras de ti...
Bajo la sombra...
Entre tus pesadillas...

Pude haber sido tantas cosas...
Pero tu escogiste lo peor...
Pero tu me haz vuelto tu perdición...

lunes, 28 de septiembre de 2009

Influencia

Ando sumamente extraña, este fin de semana casi no dormi, salí a marchar y durante un segundo sentí que esa marcha me lleno el alma, pero luego em sentí vacia de nuevo...
Me siento extraña, durante estos días siento que no tengo ni pies ni cabeza, solo sé que quiero acariciar mi cuerpo con cuchillos y dormir largo rato lejos de todoooo
Solo quiero escuchar a Charly y cerrar los ojos mientras el mundo gira a mi alrededor, no sé si deba seguir acá, pero al verdad es que no quiero escapar...
Soy cero aporte estos días, soy un zombie extraño y lloroso, un poco emo y pauperrima al hablar, intento acallar esta pena hablando de politica, de música, de cualquier pavada que no se trate de AQUEL tema que me tiene pegada...

Influencia

jueves, 24 de septiembre de 2009

Entre Mis Piernas II





Hoy realmente te tuve entre mis piernas,
Sentí el tacto suave de tus dedos,
Sentí la exquisita humedad de tu lengua,
El peso de tu cuerpo sobre mi piel,
Tu, penetrando delicado y seguro mi alma.
Hoy realmente te tuve entre mis piernas,
Sentí tu respiración recorrer mis muslos,
Tus labios besando extasiados mis piernas,
Sentí tu mirada asombrada,
Tu deseos y tu goce.
Hoy realmente te tuve entre mis piernas,
Sentí tu aliento en mi boca
Mientras me abrazabas con fuerza,
Sentí tu cuerpo magnánimo
Cuando me aferraba extasiada,
Sentí tu suspiro lleno de regocijo
Cuando la explosión sello el encuentro.
Hoy realmente te tuve entre mis piernas,
El tacto suave de tus dedos,
La exquisita humedad de tu lengua
Y la triste soledad de tu ausencia.

miércoles, 23 de septiembre de 2009

El último Camino




Hoy me sentí sola y un poco vacía,
Hoy me sentí triste y un poco dolorida,
Hoy sentí que te alejabas rápidamente
Y luego me sentí usada.
Hoy me di cuenta que ya no existía conexión,
Hoy me di cuenta que la chispa que
Nos unía se quedo entre las sabanas.
Hoy me sentí perdida y un tanto cansada,
Hoy me di cuenta que los dos nos perdimos
Entre gemidos y espasmos.
Hoy el “Te Amo” fue reemplazado
Por un silencio mutilante,
Hoy solo estuvo la carne mientras que
Las almas se dormían ya hastiadas.
Hoy los latidos no llamaban,
Hoy ni la piel quemaba.
Hoy el silencio dijo todo aquello
Que quizás no queríamos escuchar.
Hoy comienza un nuevo camino juntos,
Hoy viajamos hacia el final.

jueves, 17 de septiembre de 2009

La Carta




A lo lejos escucho el galopar de unos caballos, tengo miedo, no sé que hacer; decido correr, escucho los gritos de los hombres, el rugido de sus espadas.
Corro y corro, las ramas me dan bofetadas en el rostro, las espinas me arañan y tratan de retenerme. Tengo tanto miedo, puedo imaginar el sol reflejarse en las espadas que empuñan con fuerza, con valor y con ira.
En la espesura del bosque no logro encontrar un escondite, la batalla se desata en el campo tras de mi, pero sé que debo escapar, correr por mi vida.
El galopar se hace cada vez más insoportable y cercano, el sudor corre por mi rostro mientras la sangre mezclada con tierra expele un olor un tanto exquisito. Tal vez deba correr por siempre, salvar mi alma o mi vida, lo que sea, pero debo salvar algo.
¡Oh no! Son sus gritos, vienen por mi, no me dejaran quedarme, los espíritus del bosque intentan ayudarme, pero todo es en vano contra aquellos colosos sedientos de muerte, de victoria ¿En que momento tuve la gran idea de meterme en este lió? ¿Debo seguir corriendo como un cobarde o enfrentar a mi enemigo con valor y orgullo? ¡Cielos! Mientras pienso esto mis pies no dejan de marchar, de trabajar para salvar algo que tal vez esta perdido.
¡Ah! Poco debe de importar mi honor en estos momentos, tengo que velar por mi vida, por mi misión... ¡¡Tengo tanto miedo!! Maldición, una flecha ha caído tras de mi, están cada vez más cerca, puedo sentir el temblor que provoca el fuerte galopar de sus caballos en la tierra bajo mis pies.
Gracias al cielo, puedo oír el correr del rió, sé que al cruzarlo estaré a salvo y podré entregar esta carta que he resguardado más que a mi vida, de ella depende todo mi país ¡Ah! Ellos no me atraparan ni vencerán a mi líder, a mi gran rey ni a mi ejercito hermano.
La espesura del bosque comienza a ceder, cada vez se hace más claro y hermoso el chocar de agua contra las piedras, el solo comienza a abrirse paso entre la vegetación, estoy cerca, pronto llegaré y esto acabará, pero si es necesario lo hará una y mil veces más por mi patria y mi rey que ha luchado par a par junto a nuestro pueblo, ellos pueden ser muy fuertes, pero nosotros los superamos en honor.
¡Por fin estoy a pasos del río! Mi rey me mira lleno de felicidad y ese amor... ¡Ah! Ese amor que solo sus ojos pueden expresar, amor de hermanos, de padres, de amantes, de compañeros de lucha, un amor como el de dios por la humanidad...
No, por favor no, una flecha ha caído delante de mi, me han atrapado, me mataran, no ¿por qué? No lo puedo creer... veo sus caras del otro lado, su mano extendida mientras los soldados lo retienen, quiere venir por mi, pero si lo hace morirá, yo lo sé y él lo sabe.
¡Ah! Malditos bárbaros ¡Pueden apoderarse de mi, pero no de mi pueblo!
Ya puedo ver a los primeros acercarse, la carta debe llegar a las tropas, tomo una piedra, la envuelvo en la carta y con mi daga corto una trenza de mi cabello, la amarro y luego la lanzo al otro extremo del río, los soldados la toman...
Lo miro fijo a los ojos, le hago una reverencia a mi rey y luego le lanzo un beso a mi amor y a mi patria, cae una lagrima por mi rostro, puedo sentir el resonar de la espada al desenvainar...
Adiós...

martes, 15 de septiembre de 2009

Ella

Aquella noche ella llego a casa, se sentía derrotada, el mundo pesaba sobre sus hombros, sobre su menudo cuerpo, ya estaba cansada de tener que aparentar siempre que era fuerte, ella solo quería cobijarse entre unos fuertes brazos y llorar largo rato, llorar como jamás lo había hecho en su vida, sentirse protegida un momento y volver a ser la niña que tanto extrañaba.

Apretó un par de botones y las notas comenzaron a sonar de forma mágica. El violín aceleraba su corazón, ella podía sentir el arco sobre las cuerdas cual cuchillo sobre su piel, luego las notas del piano la invitaron a beber, el tintineo de los hielos al caer en el vaso reboto en las paredes de su cuerpo, el whisky le daba la bienvenida a una larga noche, ahora solo faltaba un cigarrillo, de aquellos largos, exquisitos, uno de sus pocos placeres ya, “Placer”, esa palabra que era ya casi desconocida para ella. Cada nota la hacia pensar un poco más en su soledad, se sentó sobre la alfombra pues sentarse en el sillón le provocaba un vacío inmenso.
El humo del cigarrillo formaba miles de formas, amantes danzando en un ritual amoroso y carnal, agitación en sus venas, ella estaba sola, ella no podía danzar, le temía al amor, mas no a la carne. Quiso salir corriendo y revolcarse con el primero que encontrara en la calle, el whisky calentaba su imaginación, su alma y su cuerpo, al mirar por la ventana, la noche y las estrellas la invitaban a ser concubina por una noche. Pero no, no podía, su maldito corazón la obligaba a serle fiel a un maldito fantasma, ella solo quería llorar, mas las lágrimas no aparecían.
La música no dejaba de sonar, su alma en llamas quería explotar, necesitaba escapar, escapar del recuerdo del amor, de la soledad, del deseo y lo principal, de ella misma, no quería ser más ese ser extraño, tan controlado, tan limitado, ella quería gritar, pero no recordaba como hacerlo.
Se levanto con el vaso en la mano y un nuevo cigarrillo en los labios, caminó lentamente hasta llegar frente al gran espejo de su baño, dejo el vaso a un costado de la tina, el cigarrillo colgaba de un extremo de sus labios. Primero se saco las botas, luego desabrocho su pantalón y lo deslizo por sus piernas, se saco lentamente las medias, dejo el cigarrillo junto al vaso, se quito el chaleco, como un ritual fue desabotonando su blusa, cerro los ojos intentando imaginar que eran otras las manos que lo hacían. De pronto se miro al espejo, semidesnuda, se quito la ropa interior y se encontró desnuda, sus pechos pequeños, su cintura pequeña, sus caderas que aún guardaban vestigios de mujer latina, miro su sexo como si solo fuera un recuerdo de vidas pasadas, casi con desprecio. Tomo el cigarrillo de nuevo, se soltó el cabello, los rizos rojos caían como sangre sobre su cuerpo, volvió a beber, por un momento amo la imagen que veía en el espejo, era una mujer hermosa, objeto de deseo para muchos, pero de pronto se odio, odio a aquella mujer de cabellos de fuego, odio aquel cuerpo, pues todos buscaban solo eso, su cuerpo, nadie intentaba llegar a su alma, su corazón se encontraba desolado, pero a nadie le importaba, al final el corazón no se penetra, la furia se apodero de ella, golpeo con fuerza el vaso contra la pared.
Sintió un extraño alivio, algo diferente había en su mano, se miro, la sangre corría, ella lo comprendió de inmediato, tomo un trozo de vidrio, primero hizo un corte no muy profundo cerca de su hombro izquierdo, broto un poco de sangre, un poco de alivio y una lágrima solitaria, corto su ante brazo izquierdo con un poco más de fuerza, más sangre, más alivio, más lagrimas. El violín comenzó a sonar de nuevo, raudo, apasionado, enfurecido, siguiendo su ritmo ella comenzó a cortar todo su cuerpo, la sangre brotaba exquisita, liberadora, pura, por fin su alma sentía algo, por fin las lágrimas bañaban su rostro, era libre, seguía cortándose, la risa se mezclaba con las lágrimas, su cuerpo se transformo en el instrumento perfecto para su sinfonía.
¡Sangre! ¡Lágrimas! ¡Orgasmos! ¡Risas! ¡¡Libertad!!
Era todo perfecto, jamás sintió algo tan maravilloso, ni con el dinero, ni con el éxito, ni con la comida, ni con el sexo, esto era único, sagrado, esto era magia. Ella estaba cubierta de un rojo escarlata, ella era un manantial, una cascada, de sus pechos brotaba sangre, de sus brazos brotaba sangre, de su vientre brotaba sangre, de su sexo brotaba sangre, de sus piernas brotaba sangre y de sus ojos brotaban las benditas lágrimas que ella tanto deseo.
De pronto se sintió cansada, se tendió sobre el piso, su cuerpo en posición casi fetal se reflejaba completo en el gran espejo, se observo un tanto adormilada y se sintió hermosa, perfecta, poco a poco comenzó a dormirse, sus ojos se cerraban solos, ella le sonreía a la hermosa criatura del espejo, y así, sintiéndose perfecta, hermosa y pura se durmió escuchando las suaves notas del piano… y jamás despertó.

lunes, 14 de septiembre de 2009

Muerte por Venus



Mi venus te llame tantas veces
Inconsciente entre mis sueños,
Perdiendo la vida mientras
Te tomaba en el mundo
Aletargado q gobierna Morfeo...
En cada beso perdí la respiración,
En cada hoja q cayo sobre mi pelo
Sentí el peso de tenerte solo en sueños.
... Y grito en tus oídos,
pero tu simplemente no me oyes,
tu realmente no me quieres oír;
pierdo el control y solo lloro,
y tu solo ríes por mi amor idiota...
mi venus te llame tantas veces
mientras q con un beso tu me arrebatabas
hasta el último aliento de vida...
y esta pasión me quema el corazón,
y sus cenizas yacen sobre tu pecho;
solo te ruego q me abraces un segundo más,
solo te ruego q no te alejes hasta q la luz se valla...




Volviendo a caer???...

sábado, 12 de septiembre de 2009

Bésame una y mil veces, no me dejes siquiera respirar.
Bésame como nunca, como siempre, como solo tú lo sabes hacer.
Bésame y deja mi piel erizada y mi cuerpo con temblores.
Bésame, elévame a la luna y bájame de un golpe.
Bésame lentamente mientras me desvanezco en tus brazos.
Bésame sin pensar en nada, sin límites ni temores.
Bésame de tal manera que hasta las prostitutas se sonrojen.
Bésame y que el tiempo se detenga a nuestros pies.
Bésame por que quiero olvidar todo lo pasado antes de ti.
Bésame y ayúdame a comenzar de nuevo entre tus dedos.
Bésame, dame aquella magia que solo puedo encontrar en ti.
Bésame, solo bésame y no pensemos en nada.
Bésame, que no importe el ayer ni el mañana.
Bésame para que la vida tenga un sentido real.
Bésame sin detenerte hasta que me sientas morir por ti.

viernes, 11 de septiembre de 2009

Aguante y Respeto


Hoy es un día de respeto, recogimiento y aguante, un día en que recordamos a aquellos que fueron cayendo por luchar para recuperar la libertad, esta misma libertad que la gran mayoría de los jóvenes de mi edad se meten en un bolsillo y no son capaces de mojarse el potito escogiendo a sus propios lideres.
Hoy es un día en que la historia de mi país golpea fuerte, recordándonos que no hay olvido, que no debemos dejar que nos intenten callar de nuevo, que debemos apretar el presente con brazos y voces que hoy puedan cantar, como dice Sol y Lluvia, y de verdad hoy estoy feliz al poder compartir esto con mi hijo, hablarle del respeto, de la libertad, de la lucha por lo justo, me hace feliz saber que mi hijo crecerá en un país que tiene un poco más de conciencia.
Han sido tantos los que han hablado, han culpado y apuntado sin justa razón, de ambos lados, son tantos los pendejos que en días como hoy andan tirando piedras y esas cosas sin tener una puta idea de lo que realmente paso, no saben cuantas familias lloran estos días al haber perdido el rastro de los suyos, no saben cuantos chilenos lloran por haber tenido que escapar de su propio país, de esta tierra que tantos amamos algunos, muchos lucharon por la libertad de nuestro pueblo, mas aquellos pendejos que andan encapuchados lanzando piedras y causando destrozos, haciendo que aquellos que hablan sin saber se llenen la boca aún de más mierda y etiqueten a los justos como pecadores.
Pero a pesar de eso, este día para mi esta lleno de significado, de paz, de reconciliación con la historia que tanto me marco de una u otra manera, aunque yo ni siquiera halla nacido en ese tiempo, se respetar y se agradecer lo que se hizo por todo el pueblo chileno.

lunes, 7 de septiembre de 2009

A mis amores...





A veces pienso en lo q pudo haber sido,
a veces pienso en su amor,
en sus abrazos y sus caricias...
A veces pienso en como sería
volver a estar entre sus besos,
en enredarme nuevamente entre sus sabanas...
A veces solo quiero correr hacia su amor
y perderme solo en su persona...
A veces extraño estar a su lado,
creo q tal vez era a la única persona a la q le importaba de verdad,
quizás la única persona q me amó...


Solo quiero volver a tener el control de la situación,
saber q pasara luego,
si volveré a caer rendida entre sus brazos,
si solo reiré por q me mira...


Extraño su amor!!!!
Extraño todo lo q era - y a veces es- para mi...
Solo quiero volver...
En este lugar me siento sola...
Otros brazos me quisieron abrazar,
pero solo un momento
para luego dejarme olvidada...


Sus brazos jamás me quisieron olvidar,
solo ahora me doy cuenta,
sus brazos de verdad me amaron...
o por lo menos lo hacían parecer verdadero...

viernes, 4 de septiembre de 2009


No quiero escribir acerca de ti por miedo a delatarme ante mi misma, no quiero pensar en la fuerza de tus pisadas al andar por mi mundo, no quiero que mi carne arda cuando me tocas, no quiero que tu mirada penetre a mi alma entregada.
No quiero escribir acerca de ti por miedo a saber cuanto te deseo entre mis labios ardientes, entre mis dedos ardientes, entre mis piernas ardientes, en mi corazón jadeante y desesperado por sentir el rugir de tus deseos.
No quiero escribir acerca de ti por miedo a aceptar estos extraños pensamientos que laten, que rasgan y gritan por ti, que no me permiten mentirme a mi misma y creer que es solo sexo y no suspiros, sexo y no ilusiones, sexo y no sonrisas de quinceañera estupida deslumbrada por una extraña magia.
No quiero escribir acerca de ti por miedo a no poder parar luego, a no querer parar y lanzarme en picada al abismo de tus ojos, esos ojos que dicen mil cosas, que rasgan mi ropa y acarician mi locura, ojos que me ofrecen el universo y me vuelven esclava voluntaria, esos ojos que dan rienda suelta a estas malditas emociones, malditos ojos que me hacen perder el control de mi carne y lo que es peor, de mi espíritu.
No quiero escribir acerca de ti por miedo a ser una presa muy fácil, por miedo a que no sea solo mi cuerpo lo que tomas, sino también mi alma, por miedo a que leas entre líneas lo que intento esconder, por miedo a que sientas lo que me haces sentir, por miedo a que solo mirarnos sea suficiente para sonreír.
No quiero escribir, quiero gritar que ya es absurdo luchar, que entre mis letras se esconde la verdad, que ya ni siquiera pienso en escapar, que deseo con mi alma y mi cuerpo dejar de pensar y solo sentir, entregarme a ti, a mi, a lo que significamos cuando estamos juntos…

jueves, 3 de septiembre de 2009

...


Eres el pecado hecho carne,
no puedo decir otra cosa,
y yo nací para pecar...

La magia existe,
lo imaginaba...
ahora lo sé...
creo que hasta la sentí...

martes, 1 de septiembre de 2009

Viejo Lobo



Déjame abrazarte un momento, dormirme aferrada a tu pecho de loco errante, jugar con las hebras de tu emblanquecido cabello con el tiempo.
Permíteme ser una niña traviesa entre tus dedos, hazme sonreír con caricias fugaces en mi vientre, entrégame todo aquello que llevas escondido, deja que mi boca recorra inocente tu cuerpo.
Cerrare los ojos mientras me observas, penetra mi pudor con tu demencia, quiero rogarte que me tomes ferviente, que tu fuego haga estallar mi sexo, que mis gemidos suenen como un rezo, que mis gritos hagan temblar al universo.
Transfórmame en tu aprendiz en el lecho, toma mis deseos pueriles convirtiéndolos en hogueras, deja que mi cuerpo vibre en ti, que el calor repte por mis venas, que mis dedos jueguen libres mientras mi boca jadea esperando el momento de sentirte dentro, desesperada y pidiendo a gritos que me poseas.
Quiero que mi lengua saboree lo prohibido, quiero ser una niña mala, casquivana entre tus piernas, quiero ser la prostituta de tus sueños, la Lolita que te haga pecar de ingenuo.
Quiero ser tuya hoy y siempre, quiero hervir en tu boca, explotar en tu cuerpo, temblar en tus manos, quiero ser en ti amor y pecado.