jueves, 28 de enero de 2010

Vuelve a mi



Vuelve a mí solo por esta noche,
Acá te estoy esperando para que
Sanes mi dolor y me lleves a otro lugar.
Vuelve a mí aunque sea un segundo,
Te siento caminar mas no sé
Si es para acercarte o alejarte de mí.
Vuelve a mí como un sueño
Y no me dejes despertar.
Te extraño de una manera endemoniada
Y ya ni siquiera sé que sentir.
Vuelve, por favor vuelve a mí,
Creo que ya aprendí la lección,
Creo que por fin sé quien soy…
La otra parte de ti.
Vuelve a mi esta noche,
Deja que te abrace con fuerza
Y te ate a mi corazón,
Vuelve a mí como en vidas pasadas
Y permíteme conocer tu nuevo rostro,
Besar por primera vez tus labios
En este nuevo cuerpo,
Ya todo es nuevo después de bañarme
Con tu sudor y tus deseos.
Vuelve a mí por favor
No dejes que esto muera como antaño,
No me dejes volver a temer,
Volver a correr ahora que te amo.
Vuelve, por favor vuelve a mí,
Sé que me estas oyendo,
Sé que tú también quieres volver.


(Todo es tan extraño por que creo que ya te extraño)

martes, 12 de enero de 2010

Fugaz





Al comprender tu mirada
Lagrimas de sangre inundan mi alma.
Al comprender tu mirada
Lagrimas de sangre ruedan por mis mejillas.
Al comprender tu mirada
Comprendo mi naturaleza,
Mientras lagrimas de sangre nacen en mis ojos
Para morir en mi boca
Donde se confunden con tu sangre.
Al comprender tu mirada
Me di cuenta que acabe con
La única persona que amaba.
Al comprender tu mirada
Me doy cuenta que acabe con todo
Lo que tu amabas.
Al comprender tu mirada
Comprendo que todo acabo,
Que esto jamás existió,
Que mi amor junto a ti murió.


Escrito el Viernes 10 de Mayo de 2002



lunes, 11 de enero de 2010

Huellas de Papel





¿Existes de verdad?
¿O acaso solo eres una bella ilusión
q ha creado mi alma sola y triste?
Danzas entre melodías
Inexistentes para el mundo,
Pero llenas de vida en mi interior.
Caminas bajo la lluvia y te observo,
Estudio cada uno de los sutiles movimientos,
Mas cuando abrazarte intento
Despierto en mi lecho solitario,
Consumida en llanto y desesperación,
Gritando tu nombre en la penumbra,
Escuchando el rugir de mi corazón.

Camino todo el día abstraída
Pretendiendo imaginar el suave sonido de tu voz,
La tibieza de una caricia concedida por tu mano,
Rogando q seas realidad,
Q existas más allá de un par de poemas,
De un par de sueños prodigiosos,
Q seas voz y silencios,
Q seas piel y firme hueso,
Q respires y q llores,
Q camines y q duermas bajo el manto estrellado,
Q seas tibia caricia y dulce beso,
Q seas quien cubra mi cuerpo con amor,
Q seas tu, solo tu, más q el eco de mi voz,
Más q el llanto acongojado de mi eterna soledad,
Q seas tu, una grata realidad.



Escrito el Martes 17 de Mayo de 2005


jueves, 7 de enero de 2010

Enséñame a No Temer




Enséñame a no temer,
A ahogar la desesperación
En un suspiro eterno.
Ayúdame a matar el miedo
Con mis manos pequeñas y débiles,
Con mis brazos temblorosos.
He pensado en ti largo tiempo,
He analizado uno a uno
Tus sutiles movimientos de ángel,
Y aún así no me atrevo a caer.
Guíame por aquel sendero oculto
Que me llevará a tus brazos sin remordimientos,
Sin lágrimas pasadas
Ni sueños rotos en el olvido.
Cuéntame al oído el secreto
Que me llevará a vivir como ángel,
Como pequeña deidad entre tus brazos.
¡Enséñame! ¡Ayúdame! ¡Guíame!
Quiero caer en ti por completo,
Perder el sentido en el más hermoso beso,
Pero tengo miedo,
Pero tengo miedo a tu sabor,
A tu olor, a tu tacto,
Tal vez tengo miedo a tu amor.




Escrito el Miércoles 8 de Noviembre de 2006

martes, 5 de enero de 2010

Un Simple Adiós




Hundida en mi soledad quise caer en la nada,
Consumir mi ser bajo el dolor que me acompaña,
Las salidas eran cada vez más lejanas,
La oscuridad gobernaba mi entorno
Y mis gritos eran mudos en cavernas infernales.


Quise llorar un segundo arrodillada,
Quise llorar pues ya no me quedaba alternativa,
Me sentía tan vacía, tan sola en medio del mundo,
Mi piel estaba fría y mi cuerpo inmóvil
Sobre el suelo lodoso y putrefacto de aquel lugar.


Las lágrimas surcaban extraños caminos por mi rostro
Y sus palabras resonaban en mi mente
Repetidas veces como mil puñaladas,
Nada podía hacerme salir de aquel lúgubre estado,
Ya no existía salvación para mi después de conocer aquello.


Aún recuerdo el primer golpe asesino que me otorgo,
Y el dolor comenzó a hacerse presente en gloria y majestad,
Sola ya en aquel lugar quise gritar,
Pero mi coz ya no existía, pero mi coz había sido consumida
Por todas las palabras de amor que le regale
Antes de que me asesinara con un simple adiós.


Escrito el Domingo 17 de Abril de 2005