domingo, 26 de diciembre de 2010

Caos


Sola en compañía, nuevamente. Pensé que no me volvería a sentir así, pero me equivoque otra vez.
Es extraño como esto me trae recuerdos de vidas pasadas, de amores y dolores de antaño, esta soledad de alma que cala los huesos. Que grita desesperada rogando que no vuelva a caer.
A veces intento descubrir el porqué de este sentimiento insólito para lo que vivo  en  momentos como este, donde todo parece perfecto, donde me siento solo como un adorno más en toda esta quietud, en esta hermosa rutina.
La tristeza se apodero de mi sonrisa, mi mirada está lejana, ausente, siento mi lecho frio, aún más frio con este cuerpo que descansa a mi lado, a ratos creo no sentir nada, como vacía, casi inerte cuando mi carne es tomada y mi alma dejada a un lado junto a la ropa.
Amo el caos, lo admito, el caos es mi dulce compañía, mas ahora no le permiten acercarse a mi, lo extraño y el me extraña a mi, esta perfección me enferma, no le pertenezco a esta tranquilidad ni ella a mi, el caos me da libertad, en este momento me encuentro encerrada en un jaula de cristal.
Sola en compañía, dormitando abrazada a un cuerpo de alma lejana, invadida por pensamientos de vacío, por dolores varios y demasiado recuerdos.
Nuevamente equivocada, guardando silencio y comportándome sumisa, sonriendo intachable y por dentro… muriendo en deseos por estallar…

viernes, 10 de diciembre de 2010

Despertar



¿Dónde te has escondido del mundo?
¿En qué extraño lugar
Has decidido descansar? 
Sé que ya estás agotado de andar,
Sé que estás cansado de respirar,
Te brindo mi mundo,
Te consagro mi alma para reposar,
Adormece mi vida para revivir la tuya,
Quítame el último aliento
Para que puedas respirar.
Húndeme entre tus sueños
Para que al fin puedas despertar,
Solo quiero que vuelvas,
Que salgas de aquel extraño lugar.
Solo quiero que despiertes
Y vuelvas a la realidad,
Deseo   que abras los ojos
Y al fin me vuelvas a abrazar.