domingo, 27 de diciembre de 2009

En Llamas







Cuando te mueves logro sentir
Las llamas del infierno alcanzándome
Mientras relamo mis labios.
Creo que esta vez sería capaz
De morir por ti si me lo pidieras
O si lo pusieras como condición para tomarte.
Sé que podría vivir a tus pies,
Encadena a ti solo para fantasear
Con tus movimientos.
Creo que ya me tienes
Así que puedes sonreír,
Me siento en llamas y encadenada,
Embobada y excitada con tus movimientos.
Cuando te mueves siento que ya me tienes,
Cuando te mueves lo siento en mi cuerpo,
No quiero la libertad,
Solo quiero estar encadenada a ti y morir en llamas…
Morir encadenada a tu cuerpo…

sábado, 26 de diciembre de 2009

Alma De Loca




Milonguera, bullanguera, que la va de alma de loca,
la que con su risa alegre, vibrar hace el cabaret,
la que lleva la alegría en los ojos y en la boca,
la que siempre fue la reina de la farra y del placer.
Todo el mundo te conoce de alocada y jaranera,
todo el mundo dudaría lo que yo puedo jurar:
que te he visto la otra noche parada ante una vidriera
contemplando a una muñeca con deseos de llorar.


Te pregunté qué tenías y me respondiste: nada...
pero advertí al verte tan turbada
que era tu intento ocultarme la verdad.
La sonrisa que tus labios dibujaban quedó helada
y una imprevista lágrima traidora
como una perla de tus ojos fue a rodar.


Quién creyera, milonguera, vos que siempre te reíste,
y que siempre te burlaste de la pena y del dolor,
ibas a mostrar la hilacha poniéndote seria y triste
ante una pobre muñeca modestita, y sin valor.
Yo te guardaré el secreto, no te aflijas, milonguita,
por mí nunca sabrá nadie que has dejado de reír,
y no vuelvas a mirar a la pobre muñequita
que te recuerda una vida que ya no puedes vivir.


Ríe siempre, milonguera, bullanguera, casquivana
para qué quieres amargar tu vida
pensando en esas cosas que no pueden ser.
Corre un velo a tu pasado, sé milonga, sé mundana,
para que así los hombres no descubran
tus amarguras, tus tristezas de mujer.

Gardel....



Esta canción me hace pensar en mil cosas, la verdad es que todo es confuso ahora, recuerdo cuando alguien me la regalo, ahora lo entiendo...
Amo el Tango y amo esta canción...

miércoles, 16 de diciembre de 2009

Nuestra Unión







Yo solo buscaba amor entre tus brazos,
Jamás quise mermar tu libertad
Ni que tú te apoderaras de la mía.
Me entregue envuelta en sueño y fantasía,
Más no buscaba un dueño, sino un compañero,
Solo quería plantar una esperanza
En los surcos de tus labios ya cansados,
Solo quería dar y recibir amor puro,
Libre y sin ataduras que lo estropearan todo.
Intentamos volar tomados de la mano,
Pero comprendimos que los pájaros
Solo se pueden acompañar y no sostener.
Mil noches como esta morirán
Y yo seguiré mirando las estrellas,
Fumando mientras ruego al cielo
Que algún día me puedas amar en libertad.
Tengo fe en que un día nos podamos abrazar
Y besar las heridas que nos ha dejado
El largo y crudo camino del aprendizaje,
El camino que nos llevará al amor de verdad,
A la unión de cuerpo y alma
Mas no a la posesión…

martes, 8 de diciembre de 2009

Compañero Santiago

                         


Te miro y me siento feliz, ambos disfrutando la misma música de Sol y Lluvia, yo por lo que significa y tu por como suena. Somos compañeros, somos amigos, hermanos, cómplices, somos mucho más que madre e hijo.
Y mientras mi alma cada día se pone más roja, tu cada día eres más feliz, y bailas y disfrutas cada canción que suena con fuerza en este día de septiembre en que el sol nos visita y llena nuestras vidas de energía.
Sonrío al verte bailar al compás de estas canciones, tan libre, sin miedos ni cuidados. Y me siento tan orgullosa de aquellos que estuvieron antes que nosotros dos, de aquellos que lucharon para que hoy nosotros podamos cantar estas canciones sin miedo.
Y bajo el alero de estas canciones , en las estrofas que alaban a la libertad te voy criando, te voy viendo crecer, sabiendo que tu alma ha tenido buena escuela, sabiendo que cantarás con fuerza tu libertad y que en tu corazón siempre irá guardado un gorrión de amor.
Rus piececitos pequeños saltan alegres mientras tus brazos saludan al sol, Sol y Lluvia sigue sonando con fuerza y nuestra mañana se vuelve una fiesta, una invocación al amor, a la alegría y a la libertad, tu me miras sonriente, corres hacia i y con tus bracitos aún endebles te aferras a mis piernas y luego sales corriendo y cantando feliz en tu mágico idioma que solo entiende el corazón.
Es en tu mirada, querido compañero, donde he encontrado sentido a estas letras, a este mundo, es en tu sonrisa pequeño amigo donde la semilla de mi esperanza se ha plantado, y es por ti mi amado hijo que seguiré luchando como lo hicieron otros anteriores por darte un mundo más hermano, más libre y más humano, es por ti mi pequeño fruto que seguiré adelante, escuchando a Sol y Lluvia  sonriendo al verte lleno de amor y libertad.