martes, 14 de julio de 2015

Indigno



No pronunciare tu nombre aunque me asfixie,
No posare mi vista en ti aunque mis ojos sangren,
Ahora sé que no eres digno de mi.
Soy hija del Dragón y no caeré,
Mi cabeza siempre en alto
No bajara para verte tirado en el piso,
Hundido en la podredumbre
Del cadáver de tu ego.
Y desde la oscuridad de mi lecho
Te lanzo lejos de mi,
Ahorco tu recuerdo entre mis piernas,
Desgarro aquel amor que sentí con mis garras,
Ya no eres digno de mi amor.
Algo esta mal en ti,
Ahora lo puedo ver,
No acudiré cuando pidas ayuda,
He desperdiciado demasiada energía en ti,
Pero ahora te puedo ver de verdad
Y sé que no eres digno.
Y sigues reptando como una víbora agonizante,
Intentando subir por mis piernas,
Esparciendo tu veneno,
Pero te aplastare como a un parásito bajo mis pies,
Por que ahora te puedo ver realmente.
He abierto mis ojos,
Ahora veo lo insignificante que eres,
Soy hija del Dragón,
Tu amor mediocre no es suficiente,
No eres digno de ser amado,
Ni siquiera eres digno de ser recordado
Como a una historia pasajera.

No hay comentarios: