martes, 21 de octubre de 2014

Lanzame



Hoy volviste a aparecer después de 7 meses, que a ratos parecían una vida, y tenía tantas cosas que decir, tanta rabia, tanta pena... pero todo eso se esfumo bajo una sonrisa idiota frente a la pantalla, mi corazón latiendo como si quisiera escapar de mi pecho y correr a tus brazos, olvidando todo y solo deseando ver tus ojos otra vez... Y siento como esta vorágine me consume una y otra vez, y nunca hago nada para evitarlo, me entrego a este vació, a esta locura en que se transforma todo cada vez que apareces, y aunque sé que solo sera por un tiempo, me entrego a ti, quizás por que poco importa cuantas veces desaparezcas y cuantas veces me lances fuera, ya te pertenezco para siempre, para esta vida y la próxima y sin importar cuantas veces te vayas, siempre estaré acá cuando regreses, por que en el fondo sé que tu eres mi reflejo y yo la pistola en tu cabeza... Y nada importa por que solo soy yo cuando tu estas, tan viciado y torcido, tan obsesivo, tan posesivo, tan mío, tan tuya, tan eterno y tan fugaz, tan nuestro, nuestro amor, nuestro calvario, nuestra perdición... Es esto, este "tu y yo", la peor droga en la que podíamos caer... Esta vez no rogare que te quedes, solo disfrutare cada segundo de tu paso por mi vida... Y cuando desaparezcas seguiré caminando a la espera de nuestro próximo encuentro... Ya no tengo miedo de perderte pues sé que siempre volverás...

No hay comentarios: