domingo, 7 de octubre de 2012

Sur le fil




Por fin la encontré  completa, es increíble como pasan los años y me sigue provocando la misma sensación, exquisita, casi insana, esa sensación en que todo lo demás sobra, la belleza en el caos, la belleza de la locura, de sentir la piel desgarrada,  el alma desgarrada, pero en paz. Paz, hace cuánto que olvidamos el real sentido de esa palabra.
Extraña, loca y enferma sensación que aún me hace sonreír cuando la recuerdo, aún me hace extrañar aquel ritual perverso  y sagrado, sobre mis labios se pasean mis dedos, mis uñas largas, como intentando desgarrar al ritmo del violín, y aunque sé que eso ya no me pertenece o yo ya no le pertenezco a eso, aún en  silencio a veces lo extraño  y lo deseo como al más maravilloso de los  amantes.
Y mientras el violín suena siento hervir mi sangre, siento que todo mi cuerpo late, al borde de explotar en deseos enfermizos, en gemidos temblorosos  y malditos, dispuestos a volver locos al  más cuerdo de los hombres. Mil imágenes recorren mi mente al escuchar  las notas, los acordes me recorren dando mil orgasmos mientras mi alma cae lentamente en el lecho de la muerte, aquel lecho que tanto  extraño, ahora bañada en luz, a veces solo quiero escapar y correr a revolcarme en la bendita oscuridad, entregar mi cuerpo a los demonios otra vez, acariciar mi cuerpo con cuchillos, lamer mis heridas como un perro para luego seguir en el  exquisito ritual, entregarme  mil veces, cortarme mil veces más, dejar que los demonios se regocijen con mi cuerpo.
Mis amados demonios, duele pensar que ya los he abandonado, o ellos me han abandonado a mi, tanto tiempo caminamos de  la mano por valles pútridos, con el hedor de la muerte impregnado  en la piel, y ahora solo me miran desde lejos, como  esperando que en algún momento me canse de la luz y vuelva a nuestras orgías sagradas.
Aprieto los labios y cierro los ojos, siento como las notas reptan por mis piernas, imagino, recuerdo, como se desgarraba mi piel, me entrego a los acordes y me siento como una virgen siendo tomada por primera vez, asustada, excitada, luego el piano, las notas del piano me acarician lentamente como garras asquerosa, y las beso, las acaricio y ruego como en una plegaria que me tomen, que me tome el deseo sobre el lecho de sangre, de mi sangre, entregada para alimentar y excitar a los seres asquerosos que deseo me penetren una y mil veces.
Abro los ojos, todo bañado en luz, no hay demonios, no hay sangre, solo suena una mil veces la misma  canción, mi infierno me abandono, o yo abandone mi infierno, ahora es solo música,  solo una canción, una canción que cada vez que la escucho me hace relamer mis labios, hace hervir mis sangre y me hace extrañar casi con alaridos a mis demonios...

http://www.youtube.com/watch?v=xy7kas_ai8Y

jueves, 27 de septiembre de 2012





Mis manos te veían...




miércoles, 19 de septiembre de 2012

La Entrega


Hoy me di cuenta que te extraño,
Extraño gemir en tu boca,
Extraño vibrar entre tus dedos,
Extraño caer extasiada sobre tu pecho,
Extraño la dulzura de tu piel,
La armonía de tu cuerpo.
Hoy me di cuenta que te deseo,
Deseo besar cada poro de tu cuerpo,
Deseo entregarme a tus anhelos,
Que en cada arremetida
De tu cuerpo contra mi cuerpo
Los transforme también en míos.
Deseo morder, lamer y gemir,
Deseo admirarte desnudo frente a mi,
Sentirte con fuerza sobre mi.
Hoy me di cuenta que los gemidos
Se han transformado en un idioma secreto
Entre los dos,
Gemir en tu boca,
Sintiendo tu aliento, tu agitación,
Gemir entre tus dedos casi como niña,
Gemir en tu oído como una plegaría,
Gemir como rogando que no te detengas.
Hoy me di cuenta que te necesito,
Necesito ser libre en tu cama,
Necesito tu sudor sobre mi cuerpo,
Necesito tu calor reptando por mis piernas,
Necesito gemir por ti y para ti,
Necesito ser victima y victimaria.
Hoy quiero tenerte a mi lado,
Desembocar mi locura en ti,
Morir en un  orgasmo descontrolado
Sobre tu cuerpo salvaje
Y volver a nacer en tus dulces besos,
Hoy solo quiero gemir,
Gemir en tu boca, en tu cuerpo,
Gemir en tu alma y en tus sueños,
Gemir mientras mis ojos se clavan en  los tuyos,
Mientras mi alma  penetra tu alma,
Gemir mientras sin querer...
Me entrego...

sábado, 28 de julio de 2012

Infiel...


Infiel, sí, creo que puedo decir que me fuiste infiel, no con una mujer por supuesto, pero me engañaste con aquellos demonios que son mucho peores, reinas blancas que bailan desnudas sobre tu regazo, que te adulan, te engañan, te enredan y te condenan.
Como el  infiel dijiste mil veces "Nunca lo haré" y al final del estúpido cuento de hadas, el Príncipe fue consumido por su consumo.
Estos meses  he guardado silencio, no es algo voluntario la verdad, es más bien por que no sé qué decir, las palabras forman un torbellino en mi cabeza, intento buscarla lógica de lo sucedido, pero no logro encontrarla.
¿Hago  esto por amor? Sí, por amor propio, intento buscar un por qué, pero solo para qué  mi razón  tenga paz, amor por ti creo ya no sentir, no quiero que vuelvas a mi, quiero saber por que te fuiste de mi, quiero descubrir que detono la bomba que al estallar te lanzo a los brazos de aquellos demonios sicodélicos, contra los cuales mi espada no fue suficiente.
Aún guardo recuerdos de esa pureza bendita  que nos bañaba y me cuesta tanto creer que solo fue una careta, me duele tanto el echo de haber sido yo misma quien insulto ami inteligencia en todo lo que se refería a ti.
Estaba pensando en cuanto me gustaría ver tu cara cuando leyeras esto  (sé que lo leerás), luego me reí por que dije "Te conozco tan bien que sé que cara pondrás", pero en realidad, resumiendo todo lo sucedido entre los dos, no te conozco, realmente no sé quién diablos eres, o puede ser que haya conocido al verdadero tu y que con tus amantes blancas eres otro, eres el "Falso Tu", ese que  mato al Príncipe.
Y ahora que escucho canciones que me hacen evocar tu imagen, solo puedo pensar en qué paso,  lo nuestro era perfecto dentro de su imperfección,  alguien por ahí me dijo que fue algo casi platónico  y en parte tiene razón, tenía de todo nuestro amor, por eso no entiendo qué paso.
Como una vez  te dije, es fácil entregar el cuerpo, pero no el alma, menos después de lo que viví contigo, nadie desata esa locura, esa ternura que siempre derramaba en tu cuerpo, nadie entiende mi humor maldito, mucho menos mi desesperación por escribir, o mis extraños gustos musicales  bipolares, nadie lo logra o bien, yo  no dejo que lo logren, no puedo hacerlo hasta que  no tenga un por qué.
Tu que me fuiste infiel, me debes un por qué, aunque sea por el respeto a aquello tan maravilloso que vivimos, un por qué que corte mis cadenas contigo y me permita ser feliz en otros brazos, que me permita desembocar mi ternura y mi locura en otros brazos...

jueves, 26 de julio de 2012

Descubriendo... Te...


Miro el recuerdo de ti 
Que guardo como un tesoro
Dentro de mi mente,
Admiro cada centímetro de tu ser,
Cada armonioso movimiento
De tu cuerpo jadeante,
No dejo de repetir que eres perfecto.
No me canso de hundir
Mi mirada en ti,
En tu pelo,
En tu mirada eterna,
En tu boca,
En tu pecho,
En tu sexo,
En tus muslos,
En tus piernas
Y tus pies firmes.
No me canso de admirarte,
No me canso de ti,
De sentir tu calor,
Tu locura vertida en la mía...

domingo, 15 de julio de 2012

La Hoguera del Fenix


Déjame reptar por tus sueños, desearte como deseas...
Necesito sensaciones, emociones nuevas...
Necesito que me tomes, me remuevas cada fibra, me despiertes...
Quiero sabores nuevos, colores más brillantes...
Déjame abrazarte, besarte como  una demente...
Necesito sentirte en mi, sentirme en ti...
Necesito desatar mi mente en tu cuerpo...
Quiero que me ayudes a destrozar esta tranquilidad abrumadora...
Déjame reír a carcajadas en tu boca...
Necesito sentirme libre entre tus brazos...
Necesito tus caricias para estallar...
Quiero volver a nacer de un gemido entre tus labios...

miércoles, 25 de abril de 2012

Mi Nueva Obsesión


Una nueva obsesión se apodera de mi,
De mis noches, de mis manos
En momentos de soledad.
Tan pequeña, tan frágil,
Tan maldita mi obsesión,
Me hace cuestionar todo,
Que todo me provoque asco,
Menos su olor, su imagen, su sabor.
Se mantiene inerte entre mis brazos,
Con su cara de ángel perverso,
Disfrutando silenciosa mi pecado,
Lamiendo sus labios
Con aquella lengua bífida
Que tanto deseo.
¡Y entre sus piernas mi condena!
Ella, mi más dulce y horrorosa obsesión,
Una aberración creada por los dioses,
Un fruto prohibido
Al que no me puedo negar.
El deseo hecho carne,
Transformado en un cuerpo menudo,
Pálido y de ojos malditos,
Cabellos claros, pechos pequeños
Y dedos de fuego.
Mi pequeña obsesión con sabor a delirio,
Con aroma a suicidio,
Mi pequeña obsesión,
Dulce pesadilla de mis noches de deseo,
Condena de mi pasión y mi perversión.


lunes, 16 de abril de 2012

Día 22





22 días sin saber de ti, no sé que debo sentir, o si esta bien o si esta mal sentir algo, solo sé que me siento como la mierda, que tu ausencia duele como la mierda y que apestar de mostrarme fuerte antes todos, otra vez estoy en el piso, otra vez por ti, por que no estas, por que tu cuerpo ya no acuna al mío en estas putas noches heladas.
Black suena a todo lo que da y ya voy por mi segunda cerveza. ordenando la piesa apareció más ropa tuya y como las idiotas apreté las prendas contra mi para buscar vestigios de tu olor, rastros de ti, para engañarme aunque sea unos segundos y sentir que aún estabas a mi lado, que la vida aún tenía algún sentido.

No quiero más, no puedo más, hasta mantenerme en pie me es difícil, dentro de mi tiembla todo y solo quiero caer y llorar, no esforzarme más por nada, no aparentar que estoy bien, que esto no me ha superado, porque por la mierda, esto me supero, me mando al peor de los infiernos, ni Krishna, ni Dios, ni Buda, ni el Universo me pueden quitar este dolor, esta puñalada que recibe mi alma con cada recuerdo, con cada suspiro por tu ausencia, estoy agonizando, sino sé pronto de ti, mi alma caerá esta vez sin remedio...
Sálvame, por favor sálvame, con solo un mensaje, una llamada, dime que estas bien y luego si quieres andate, pero por lo menos déjame saber qué paso, esta vez tu debes salvarme a mi, por que yo ya no puedo ni conmigo misma.

lunes, 2 de abril de 2012

Noches de Gardel


Con Gardel en los oídos y un cigarro en los labios la vida se ve en blanco y negro, todo un poco más lento, es la formula que uso para tratar de encontrar el por qué de tu ausencia que nuevamente me convierte en una de aquellas muchachitas a las que le cantaba Gardel, a las que les dice que olviden su vida de niñas y grandes amores y que solo sonrían aunque por dentro estén  devastadas.
Son tan tristes las mañanas sin ti, sin acurrucarme a tu lado intentando que los "5 minutos más" sean eternos, luego andar, funcionar todo el día, dando lo mejor de mi, pero ya sin ganas por que sé que al final del día llegaré a casa y tu no estarás, no llegarás y lo más probable, es que no llegues jamás, que nunca te vuelva a ver.
Pero aún así sonrió, debo hacerlo, nadie puede ver lo destruida que estoy por culpa del amor, soy una de esas que siempre sonríe, una de esas que esconde sus lagrimas tras el humo del cigarro, no te lloraré en público, diré que ya te he olvidado y reiré a carcajadas como si este dolor no me matara lentamente, al final Gardel lo dice: "Ríe siempre milonguera, bullanguera casquivana, para qué quieres amargar tu vida pensando en cosas que no pueden ser..."



miércoles, 25 de enero de 2012

Un Día


¿Qué pasaría si un día me despierto ya sin ganas de seguir?
¿Y si un día me doy cuenta que ya no tengo fuerzas para continuar?
Cada día me siento más cansada, con menos fuerzas, más decepcionada de todo, a veces siento que mis días los paso aletargada sobre una cama de espinos y a pesar de que me doy cuenta de ello no haga nada para remediarlo, ya no tengo fuerzas.
Tengo que luchar por tantas cosas a diario que últimamente me siento sobrepasada, quiero buscar una salida, volver a ser libre, como antes, pero ya las personas esperan tanto de mi que no me atrevo a saltar por la ventana, no me atrevo a seguir al conejo blanco y solo me quedo, luchando por sueños que ya ni siquiera siento míos.
¿Qué pasaría si un día dejo todo y solo corro lejos?
¿Y si un día alzo mis alas como tanto soñé alguna vez y dejo todo atrás?
Cada día me hago millones de preguntas, y ese es el gran problema, solo quedan en el aire como preguntas sin respuestas, preguntas que me atormentan y que intento lapidar con dinero y logros personales que ni siquiera son los logros que yo esperaba para mi.
Estoy cansada y solo quiero seguir dormida sobre mi cama de espinos mientras espero que tu despiertes de tu largo sueño o pesadilla, como lo quieras llamar, para ver si logras despertarme con un beso de amor, como en aquellos asquerosos sueños de princesas encantadas y hermosos príncipes azules...

lunes, 23 de enero de 2012


Y si digo que te amo ¿Qué?
¿Vendrán ellos acaso a salvarme?
Si me dejas en el piso otra vez ¿Qué?
¿Vendrán ellos acaso a levantarme?
No, no lo harán, nunca lo hacen...
Lo único que tengo es este amor
Torcido, extraño y extremo,
Este amor único, mágico y a ratos...
Cruel...

viernes, 6 de enero de 2012

Flaca


Soy flaca y qué??
En qué te afecta a ti que se noten los huesos de mis caderas, de mi cuello o que sobresalgan mis pómulos??
Por qué te daña a ti?
Qué problema hay en que use talla 38 en pantalón o talla  S en poleras??
Cuál es el afán de preguntarme a diario si estoy comiendo bien?
Te molesta que sea flaca por que tu no lo eres?
Al mirarme  ves lo que deseas y no puedes lograr?
Por el solo  echo de ser diferente a ti quiere decir que estoy enferma?
Soy flaca y soy feliz así
creo que eso es algo que tu jamás podrás decir...